Pagina Principal

martes, 10 de diciembre de 2013

"La figura del Procurador. El gran desconocido"


El Procurador es el gran desconocido de esta profesión, a pesar de ser una pieza imprescindible dentro de la Administración de Justicia. El Estatuto General de los Procuradores de los Tribunales define esta figura como "aquella persona que válidamente incorporada a un colegio, se encarga de la representación de sus poderdantes ante los Juzgados y Tribunales de cualquier orden jurisdiccional" .

Y es precisamente eso lo que hacen, representan técnicamente a quienes son parte en cualquier clase de proceso, bien como parte demandante o bien como parte demandada, dotando al procedimiento de agilidad. Son licenciados en derecho y por lo tanto, tienen los mismos conocimientos que los abogados. Mientras el abogado se encarga de llevar a cabo la defensa del cliente, el procurador se ocupa de su representación en el proceso. 


En muchas ocasiones, el cliente contrata los servicios de un abogado, y únicamente ve al procurador el día en que se celebra el juicio, pero detrás de ese momento concreto, existe un trabajo previo que comienza en el mismo momento en que se interpone la demanda. Y un trabajo posterior, en mi opinión mucho más importante, y es que tras la obtención de una sentencia condenatoria, los procuradores son los encargados de realizar los trámites oportunos para hacerla efectiva en fase de "ejecución de sentencia". En definitiva, son la pieza central entre el cliente, el abogado y el Juzgado.   

Todas las funciones que se encomiendan al procurador están dirigidas a facilitar el proceso judicial, evitar que los Juzgados y Tribunales no sigan el procedimiento legalmente establecido, que se produzcan fraudes de ley o dilaciones indebidas. Entre sus principales funciones destacan: (a) seguir el proceso, estar pendiente de todos sus pasos y tener informados al cliente y a su abogado; (b) responsabilizarse de todos los trámites, recibe y firma emplazamientos, citaciones, notificaciones, etc; (c) transmite al abogado todos los documentos e instrucciones que le lleguen en relación al pleito; 

¿Para cualquier pleito se necesita un procurador? No. El ordenamiento jurídico establece cuales son los asuntos en los que es preceptivo el procurador y cuales no (aquellos de escasa cuantía).

En los últimos meses, los procuradores se han visto obligados a salir a la calle para mostrar su rechazo al "anteproyecto de Ley de Servicios y Colegios Profesionales" que actualmente está tramitando el Gobierno, ya que su aprobación tendría importantes consecuencias para este sector, formado por cerca de 10.300 procuradores, pero también para la sociedad en general.

Los dos principales efectos de esta reforma serían la eliminación de la incompatibilidad entre abogados y procuradores, e incluso otras profesiones (graduados sociales), y la supresión del sistema de facturación arancelario por el que se vienen rigiendo en la actualidad e introducción de un sistema de libre competencia, donde se fije libremente el precio entre profesional y cliente.

Quizás sea el momento más crítico por el que esta atravesando esta profesión. Tal y como ha manifestado el presidente del Consejo General de Procuradores, Juan Carlos Estévez, la representación procesal por parte de los abogados provocará "disfunciones" en la recepción de las notificaciones, al resultar poco viable que el sistema utilizado por este sector pueda extenderse a los más de 140.000 abogados si pudieran éstos asumir esas funciones, lo que provocaría el colapso de la justicia. Por su parte, la libre fijación de honorarios encarecerá los costes derivados de la representación procesal, ya que el arancel establecido por el Estado actualmente cumple una función social, función que desaparecería.

Me uno a las voces que insisten en que si desaparecieran los procuradores, la Administración de Justicia se vería enormemente resentida, y con ella, todos los ciudadanos, que al final serían los grandes perjudicados.


FOTOS: ICAMELILLA.ES

4 comentarios:

  1. Muchas gracias, Cristina. Desde Murcia valoramos tu aportación a nuestra lucha y que tengas tan clara la figura, funciones e importancia de los Procurados. Ojalá lo tuvieran así de claros en el Ministerio de Economia.
    Un saludo y reitero mi gratitud.

    José Miguel Hurtado López

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy convencida de que esta es la opinión de toda la profesión, y que al final el sentido común imperará y se dará un paso atrás en el proyecto de ley. Ánimo y gracias por escribir en el post!

      Un saludo

      Eliminar
  2. Igualmente quiero sinceramente agradecerte tus comentarios. Desde Barcelona un procurador poco acostumbrado a leer comentarios por escrito tan gratificantes provenientes de tu sector. Un saludo y feliz 2014.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año 2014 a ti también y Gracias por escribir en el post!
      Es cierto que como tu bien dices, mi sector no es muy dado a elogiar por escrito a los Procuradores, pero creo que todos somos conscientes del trabajo que realizais y la importancia del mismo. En ocasiones nos llevamos los méritos por parte de los clientes, pero los resultados son siempre producto del trabajo de ambos.
      Un saludo

      Eliminar

Gracias por tu comentario.