Pagina Principal

domingo, 3 de enero de 2016

"El Tribunal Supremo no considera que la salida del domicilio de un progenitor implique la renuncia a la custodia de sus hijos"


La mayoría de las veces en las que un cliente acudía al despacho para iniciar los trámites de divorcio, y nos hacía llegar su deseo de solicitar la custodia de sus hijos, le recomendábamos no abandonar el domicilio conyugal, y menos aún abandonarlo dejando al otro cónyuge a cargo de esos hijos, siempre que no existiese ningún riesgo o episodio de violencia que lo justificase.

A pesar de que la salida del domicilio no conllevaba ningún tipo de ilícito, con nuestro consejo intentábamos evitar que nuestro cliente se viese perjudicado por tal acción en el procedimiento, al ser entendida en los Juzgados de familia de manera tradicional como “una dejación del papel del progenitor” así como una aceptación tácita de que la guarda y custodia de los hijos fuese atribuida al otro cónyuge.

Ahora, en una reciente sentencia, el Tribunal Supremo modifica este criterio y considera que “una salida civilizada” por parte de un progenitor en ningún caso puede perjudicarle en la solicitud de la guarda y custodia de sus hijos, debiendo realizarse un juicio de valor sobre la capacidad de ambos progenitores para hacerse cargo de los menores.

Este cambio de criterio del Alto Tribunal es probablemente, después de establecerse la custodia compartida como la regla general y no excepcional, como lo deseable en los procesos de familia, el pronunciamiento más importante en el derecho de familia en los últimos años. 


FOTO: GANANCI.COM

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por tu comentario.